5
  • Conoce el Mindfulness, el conjunto de técnicas, derivadas y relacionadas con la meditación budista

  • Estudios psicológicos aseguran numerosos beneficios de esta práctica, como la reducción del estrés

Esta técnica de meditación trata de conseguir lo que se conoce como ‘atención plena o presencia mental’. Se refiere a prestar atención a las experiencias del presente con aceptación, curiosidad e interés. Esta práctica reivindica la importancia de centrarse en el presente, dejando a un lado el pasado y el futuro, considerando que estos solo llevan al descuido y a la reacción automática y desadaptativa.

Estatua de Buda de espaldas mirando a un lago

Una buena acogida en el sistema occidental

Jon Kabat-Zin es el responsable de haber introducido esta práctica en el sistema médico occidental. Es el fundador de la Clínica de Reducción de Estrés en la Universidad de Massachusets, en Estados Unidos. En la actualidad, ha sido integrada en muchas sociedades científicas y universidades. Además, existen numerosos estudios psicológicos sobre los beneficios de esta meditación.

  • Reduce el estrés: además de que la meditación ayuda a relajarse, una publicación en 2013 relacionó el Mindfulness con la reducción en los niveles de cortisol, la hormona del estrés.
  • Mejora el rendimiento académico: un estudio llevado a cabo por la Universidad de California, realizó pruebas relacionadas con las funciones cognitivas y el aprendizaje de los estudiantes que practicaban estas técnicas. Los resultados demostraron que estos habían logrado una mayor capacidad en el razonamiento verba y una mejora de las habilidades mnemotécnicas.
  • Favorece el control del dolor y las emociones: esta técnica de meditación ayuda al cerebro a decidir en qué centrar su atención.
  • Ayuda a dormir mejor: puede ayudar a conciliar mejor el sueño, combatiendo el insomnio y a aumentar la calidad del descanso.
  • Reduce el riesgo de depresión entre los adolescentes: esta técnica adaptada a programas escolares podría tratar la ansiedad, estrés y depresión.

Chica de espaldas meditando en un lago

Los cinco pasos previos para comenzar a practicar Mindfulness

Autobservación, una mente centrada en el aquí y ahora; meditación, ver lo que ocurre en nuestra mente sin intervenir;  y atención plena, sustituir la automatización por lo consciente y voluntario. Estas son las tres claves en las que se basa esta práctica. Una vez que se conocen, los primeros pasos para realizar en el día a día son:

Montaña de piedras, de mayor a menor

  1. Detente y observa: qué ocurre en tu cuerpo en cada momento.
  2. Dar un paso atrás: se trata de otra forma de observar nuestros pensamientos, no desde dentro, sino como un espectador.
  3. Volver al aquí y ahora: parar, realizar tres respiraciones conscientes y continuar con la rutina.
  4. Respirar: realizar 40 respiraciones, contando cada una al exhalar. De esta manera, se practica la respiración consciente y la mente se aquieta.
  5. Aceptar nuevos pensamientos y emociones: continuamente llegan nuevas emociones, ideas y sensaciones. Buenas y malas. Hay que detenerse y observarlas.

Dejar un comentario