5
  • Tras las Navidades, puede que tu cuerpo te esté pidiendo librarse de los excesos con una puesta a punto

  • Nuevo propósito de año nuevo, conseguir una vida más saludable. ¿Te apuntas?

Las Navidades son sinónimo de excesos de comida y de dulces, por eso, el comienzo de año es la época perfecta para cambiar tus hábitos y comenzar una vida healthyUna correcta alimentación debe ir acompañada de ejercicio físico. De nada sirve hacerte zumos verdes y batidos con semillas si luego no vas a hacer nada para acompañarlos. ¡Resetea tu cuerpo con estos hábitos détox!

Zumos de frutas variadas

Bebe mucho líquido

Nada ayuda más al cuerpo a estar bien hidratado que beber mucho agua. La hidratación ayuda a tus riñones a eliminar toxinas y mantener el metabolismo activo. Los zumos y batidos de frutas y verduras son un clásico cuando se habla de métodos détox. 

También puedes incluir otras bebidas, como una taza de té verde y agua con limón. El té verde es diurético y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, el limón facilita la digestión y es antioxidante.

Vaso de agua con limón con pajita

No solo notarás beneficios por dentro, el exterior también sufrirá cambios. Tu piel lucirá más hidratada y bonita y tu cabello crecerá más sano y brillante.

Renueva tu despensa

Evita las grasas saturadas, los fritos y los alimentos procesados, En cambio, deberás añadir más alimentos de fácil digestión. Los alimentos ricos en fibra son una muy buena opción, crean sensación de saciedad y evitarás que comas entre horas. Además, ayudarán a tu tránsito intestinal.

Estos alimentos no pueden faltar en tu nueva dieta saludable: frutos rojos, manzana, salmón, pistachos, piña, apio… Son muchos y muy variados. No pasará nada porque de vez en cuando tomes un poco de pizza o una hamburguesa, pero no lo tomes como rutina para mantenerte en buen estado. Lo mejor es seguir la dieta mediterránea, basada en cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, y grasas saludables. Haz que sea un forma habitual de comer.

Fruta y verdura variada

Un consejo es optar por varias comidas pequeñas, en vez de pocas y muy copiosas. Masticando lentamente, conseguirás saciarte antes y evitar que el estómago se llene de aire al comer rápido.

Gasta tu energía

Como ya hemos dicho, no solo debes cuidar tu alimentación, también debes mover el cuerpo. Si lo que quieres es quemar calorías, deportes como el running, la natación, la zumba o el spinning son perfectos. Si en cambio no quieres modificar mucho tu peso pero quieres llevar una vida activa, el yoga, cardio o los ejercicios de pesas están hechos para ti.

Chicas haciendo deporte

Tras el ejercicio, una ducha de agua tibia y un masaje drenante te ayudarán a completar tu plan detox. Después solo te quedará descansar, para ello duerme al menos 7 u 8 horas, con una temperatura agradable y en un ambiente sin ruidos ni molestias.

Poco a poco, comenzarás a notar resultados y te animarás a continuar con tus hábitos détox.

Dejar un comentario