5
  • El Fitness no es tan solo para adelgazar.

  • Realizar una lista de malos hábitos puede ayudarte a lograr tu objetivo.

No hay lugar a dudas de que el Fitness es una tendencia que ha venido para quedarse. Y es que millones de personas ya siguen este estilo de vida con el cual se consigue más energía en el día a día y mejorar la salud para vivir más años. A continuación, vamos a contaros las claves para entender en qué consiste exactamente. ¡Veámoslo!

El Fitness es un estilo de vida  que mejora la salud

Sí, con un estilo de vida Fitness es bastante probable que logres adelgazar hasta alcanzar vuestro objetivo. Pero esta forma de vivir no solo se limita a perder unos cuantos kilos. Esta tendencia consiste en cambiar todos aquellos malos hábitos para centrarte en mejorar tu calidad de vida y, por ello, tu salud. De esta forma, podrías alargar incluso tus años de vida.

Vamos a explicaros las claves básicas para que podáis empezar a seguir este estilo de vida Fitness. Su esencia se basa en dormir y comer bien, así como también en hacer ejercicio y evitar todos aquellos aspectos que puedan ser dañinos para vuestro cuerpo. No obstante, antes de empezar a explicártelo, debéis olvidar toda aquella definición del Fitness que explique que se trata de una especie de dieta express para adelgazar.

una mujer con sudadera y pantalones cortos corriendo

Cómo mejorar vuestro estilo de vida

1. Deshechad las tentaciones de vuestra cocina

Tanto si sois de las que resisten como si no, lo mejor para llevar una vida Fitness será deshaceros de todas las tentaciones. Sabemos que cuesta separarse de esos caprichos, pero entonces debéis recordar de nuevo cuál es vuestro objetivo. (¡Ojo! No tenéis que tirar la comida, podéis dársela a alguien o bien empezar poco a poco hasta gastarla). Sea como sea, en todo caso el paso final será llenar vuestra nevera y vuestros armarios y despensas de comida saludable. Es decir, de vegetales, frutas, carbohidratos con mucha fibra y proteínas animales magras.

Sí, seguir una vida Fitness ni significa suprimir nutrientes esenciales y poner en peligro nuestra salud. No, significa todo lo contrario: llenar nuestra alimentación con alimentos de buena calidad para conseguir grandes resultados.

Por otro lado, si te resulta duro dejar de lado la anterior alimentación, siempre puedes buscar recetas nuevas para no aburrir tu dieta (manteniendo los alimentos, claro).

varios tomates con gotas de agua que ocupan toda la imagen

2. Realizad una lista de los malos hábitos

Para alcanzar un objetivo, es bueno ayudaros marcando los puntos a mejorar. De esta forma, podréis ir mejorando poco a poco, sin agobiaros al pensar en la totalidad del cambio. Del mismo modo, al pensar y apuntar estos hábitos seréis más conscientes de qué estilo de vida estabais llevando. Después de todo, si no hacéis un repaso es posible que se os pasara algo por alto.

Así pues, cread una lista y empezad a apuntar todos los hábitos que hagáis que no sean saludables. Aparte, escribe al lado qué haríais para mejorar esos aspectos. Una vez lo tengáis, estaría bien colocar fechas y… ¡ya solo tenéis que cumplirlo!

3. Haced ejercicio regularmente

Claro está que para seguir un estilo de vida Fitness no podéis olvidaros de hacer ejercicio. Esto no significa que tengáis que hacer un esfuerzo excesivo. Bastaría con hacer ejercicio entre dos y tres días a la semana. De esta forma, con la dieta, cambiando los malos hábitos y el deporte podréis lograr alcanzar vuestros objetivos a largo plazo y de manera estable. Con el tiempo notaréis cómo tenéis más energía, más ánimo y una salud mejor.

Dejar un comentario