5
  • Si quieres perder peso, el truco no solo está en la alimentación

  • La genética, la edad y el sexo tienen mucho que ver, pero seguro que estos consejos te interesan

Al hablar de velocidad de metabolismo, nos referimos a la capacidad del cuerpo para procesar los nutrientes, lo que es fundamental a la hora de perder peso. Mientras más rápido sea el metabolismo, más facilidad para quemar calorías. Esta serie de hábitos ayudarán a acelerar tu metabolismo.

Musculación

El ejercicio aeróbico es muy importante si lo que buscas es perder peso y acelerar tu metabolismo. Pero, también, hay que poner especial atención al desarrollo de los músculos. Se necesitan más calorías para mantener el músculo que la grasa, por lo que si tenemos un buen tono muscular nuestro metabolismo será más rápido. El entrenamiento de fuerza es igual de importante que ejercicios aeróbicos como salir a correr, hacer spinning o nadar.

Tres pesas de distintos colores y peso

Entrenamiento de alta intensidad

Con los ejercicios aeróbicos convencionales dejamos de quemar calorías una vez terminamos el ejercicio. Si realizamos ejercicios de alta intensidad en intervalos cortos, nuestro cuerpo seguirá demandando energía tras terminar, incluso aunque estemos en reposo.

Según un estudio realizado por la Universidad de McMaster, de Canadá, el entrenamiento interválico de alta intensidad (más conocido como HIT , high intensity training) es más efectivo que otros entrenamientos y más seguro, ya que provoca menos lesiones.

Chica haciendo ejercicio

Come varias veces al día

Si estamos mucho tiempo sin comer, nuestro nivel de azúcar en sangre disminuye. Nos sentimos cansados y nuestro metabolismo se ralentiza. Tras un periodo de ayuno, si picamos algo se elevan los niveles de insulina y bajan otra vez los de azúcar. Esto estimula el hambre y nos empuja a querer comer más. Lo ideal es comer cuando tengamos hambre, sin dejar pasar más de 3 horas entre una comida y otra.

Diferentes alimentos sobre una tabla de cocina (aguacate, huevo, champiñón, tomate, pimiento, cebollino y rúcula)

Controla tu balance hormonal

Nuestro metabolismo se ve afectado por diversas hormonas. Si sus niveles no son correctos podemos sufrir enfermedades como el hipotiroidismo, que contribuyen al aumento de peso.

Otras hormonas, como la del crecimiento o la testosterona, responsables de proporcionar energía al cuerpo, pueden hacer que nos sintamos cansados si sus niveles no son los adecuados. También pueden contribuir a que engordemos más de la cuenta a pesar de cuidar la alimentación.

En el caso de las mujeres, a partir de los 50 años, se ven afectadas por la menopausia. Hace que se acumule grasa en la zona abdominal. El ejercicio físico será lo que realmente ayude a deshacerse de ella, sin necesidad de cambiar la dieta.

báscula, cinta métrica y una manzana

Sin energía, no hay ejercicio

Aunque existen varias contraindicaciones sobre beber café, el número de beneficios es mayor. Es una de las pocas sustancias naturales que aceleran el metabolismo. Esta bebida es un gran aliado para el ejercicio, permite aumentar los niveles de adrenalina. Esta hormona prepara a nuestro cuerpo para un esfuerzo físico. Hace que las células grasas descompongan la grasa corporal para usarla como combustible a la hora de empezar el ejercicio. También podemos optar por bebidas energéticas e isotónicas.

Café en sus tres formas, en grano, en polvo y líquido

Dejar un comentario