5
  • El insomnio es un problema frecuente en un mayor número de personas

  • Un acelerado ritmo de vida, el estrés o problemas personales diversos son algunas de las causas más comunes

Por la noche estás intranquila, te mueves de un lado a otro y no consigues conciliar el sueño. El insomnio está decidido a quedarse y no saber cómo hacerle comprender que no quieres saber nada de él. Si quieres saber cómo combatirlo para poder descansar adecuadamente y rendir más durante el día, sigue leyendo.

Un terrible enemigo

Por lo general, el insomnio suele ser el resultado de una combinación de factores médicos, psicológicos y personales, que varían de una persona a otra.

Nuestra capacidad para conciliar y/o mantener el sueño puede verse afectado por malos hábitos, uso y abuso de sustancias y medicación, un horario de trabajo inadecuado, jet lag, problemas personales, etc. En casos extremos, puede ser causa  de enfermedades como la depresión, dolor crónico o estrés.

Foto de los pies de una persona durmiendo

Se puede diferenciar entre un insomnio transitorio (se produce durante un periodo menor a 3 meses); crónico (se produce durante meses o años); de inicio (problemas para iniciar el sueño en menos de 30 minutos); de mantenimiento (problemas para mantenerse dormido).

Te ofrecemos una serie de consejos para poder afrontarlo.

1. Practica deporte

Hacer ejercicio implica un mayor gasto de energía, por lo que llegarás a la noche más cansado. Además, durante el ejercicio producimos endorfinas que ayudan a combatir el estrés, lo que nos ayudará a conciliar el sueño.

No obstante, practicar ejercicio intenso a partir de las ocho de la tarde no está recomendado. Las mismas endorfinas dificultarán el conciliar el sueño de forma inmediata.

2. Establece rutinas

Establece unas horas para despertare y otras para ir a dormir. Si consigues crear una rutina, tu cuerpo se acostumbrará a ella y te será más fácil quedarte dormida.

Reloj despertador blanco

Una ducha de agua templada justo antes de ir a dormir ayuda a preparar la mente para el reposo. El agua incrementará la temperatura corporal, el enfriamiento compensatorio posterior ayuda a conciliar el sueño.

Realiza alguna actividad relajante como leer y evita ver la televisión o estar con el móvil justo antes de ir a la cama.

3. Asocia mentalmente la cama con el sueño

Es importante no utilizar el dormitorio como lugar de trabajo o para realizar actividades no relacionadas con el descanso. Debes respetar el espacio para el descaso, de tal manera que asocies estar ahí con el sueño.

La cama es para dormir, no uses el teléfono, no veas la televisión y no comas en ella. Son actividades que pueden atentar contra el sueño y aumentar la ansiedad.

Libro abierto junto a unas gafas sobre la cama

4. Evita fumar y beber alcohol antes de dormir

Es un error fumarse un cigarro antes de la hora de dormir. El tabaco es un excitante y puede incrementar el nivel de nerviosismo. Lo mejor es que intentes dejar de fumar, ya que los síntomas de abstinencia también pueden ser nocivo para el sueño. Consumir alcohol antes de irse a dormir también puede romper el descanso una vez se pase el sopor inicial.

 

Las cenas copiosas y tardías tampoco están recomendadas, ya que es un factor propicio para tener problemas con el sueño.

5. Crea un ambiente adecuado

Reduce la intensidad de la luz unas dos horas antes de irte a dormir. La iluminación suave afecta menos a nuestro sistema nervioso y ayudará tener un mejor descanso. También puedes escuchar música relajante o sonidos de la naturales para inducir el sueño.

mujer durmiendo

6. Practica técnicas de relajación

La meditación, las técnicas de respiración o la relajación progresiva pueden ser muy efectivas.

7. Plantas medicinales

Si tu insomnio es ocasional, las plantas medicinales pueden ser una buena opción. La valeriana es tranquilizante e induce el sueño. La pasiflora ayuda a mantener el sueño, por lo que es recomendable para la gente que se despierta a lo largo de la noche. La amapola de California también evita los despertares a destiempo.

Según varias encuestas realizadas, los españoles prefieren tomar preparados de plantas antes que medicamentos para combatir el insomnio.

Dejar un comentario