5
  • Queridas personas que viven cansadas día tras día, quizá haya llegado el momento de poner remedio

  • ¿Quieres saber cómo conseguir energía instantánea para combatir el cansancio? Te damos las claves para recargar las pilas y rendir mejor

¿Eres de los que se sienten exhaustos hasta por respirar? Cada día son más las personas que en su día a día se sienten cansadas sin gastar apenas energía. Así, el cansancio crónico suele ser consecuencia de los hábitos diarios. Te comentamos qué puedes hacer para combatir la fatiga y la pesadez.

¿Cansancio permanente? Pon remedio

No eres la única persona que pierde toda la energía tras despertarse y no hace más que bostezar. Tienes sueño y pesadez, y esta sensación se mantiene durante todo el día. Si esto se repite constantemente, lo mejor es acudir primero al médico para descartar algo serio que te provoque ese cansancio. Sino, puedes poner en marcha esta serie de trucos que mejorarán tu salud a largo plazo.

Se ha visto que el cansancio crónico, también conocido como fatiga crónica, afecta a tu capacidad cognitiva, tu memoria, tu sistema cardiovascular y hormonal e incluso tu digestión.

Exposición continuada a pantallas

Si trabajas con ordenadores, en normal que te pases demasiadas horas seguidas frente a la pantalla. Además, seguramente cuando dejas tu puesto de trabajo, sigues mirando la pantalla del móvil. Y así todo el día, incluso hasta antes de dormir. La luz emitida no solo perjudica a tus ojos, también puede alterar tu sistema nervioso e incluso darte dolor de cabeza.

Chico trabajando con un portátil

Puedes poner en práctica la regla 20-20-20, del oftalmólogo Jeffrey Anshel, que consiste en mirar fuera de la pantalla del ordenador cada 20 minutos algo que esté a una distancia de 20 pies (6 metros) durante 20 segundos. Esto ayuda a prevenir fatiga ocular, lo que puede estar provocando tu cansancio general.

También puedes hacerte con unas gafas de cristal tratado, especiales para ponerte frente al ordenador. Se venden en diferentes ópticas.

Comer poco saludable

Tu cansancio puede deberse a una falta de magnesio, hierro y/o vitamina D. Lo mejor es acudir al médico para que, a través de un análisis, te diga tus carencias y las puedas incluir en tu dieta. Las espinacas son uno de los alimentos que más magnesio contienen. El hierro lo encontramos en lentejas, garbanzos y diferentes frutos secos como nueces, avellanas o pistachos. Para la vitamina D, aumentar la ingesta de pescados grasos, como el salmón o el atún. Estos tres nutrientes te devolverán las fuerzas y evitarán el cansancio crónico.

Tenedor cogiendo unos espaguetis con hojas y tomates

La falta de hidratación también puede estar causándote fatiga. La deshidratación provoca que el corazón bombee de forma menos eficiente, reduciendo la velocidad a la que el oxígeno y los nutrientes llegan a los músculos, órganos y cerebro. Lo ideal es beber entre 2 litros y 2 litros y medio diarios para mantenernos hidratados y con energía.

Falta de capacidad para concentrarte

¿Últimamente te cuesta concentrarte? Puedes aplicar otra regla numérica (10-10-10), para despejar la mente. Fue formulada por la autora Suzy Welch y consiste en hacerse tres preguntas antes de tomar una decisión y analizar su importancia. Estas son: ¿qué impacto tendrá esta decisión en mí en 10 minutos? ¿Y en 10 meses? ¿Y en diez años? Cuando caes en la cuenta de que en 10 años quizá ni te acuerdes de lo que actualmente ocurre, volver a concentrarte en tus tus tareas no te costará tanto.

Sueño irregular

Con nuestro ritmo de vida, muchas veces se hace difícil (o imposible) dormir 8 horas seguidas. Pero, sí es importante establecer rutinas de sueño para descansar correctamente.

Chica tumbada en la cama con un libro sobre la cara

Un truco para empezar a establecer estas rutinas es establecer tu lugar de dormir para exclusivamente esta actividad. Poner luces tenues cuando se vaya acercando la hora de dormir y evitar distracciones como televisiones o móviles.

No dormir correctamente hace que recurras al día siguiente a otros métodos, como tomar (más) café u otras sustancias. Cuando llega la noche, sus efectos pueden persistir y sufrirás insomnio. Se convertirá en un círculo vicioso.

No saber manejar los niveles de estrés

Un poquito de estrés puede ser una ventaja que nos ayuda a que estemos más alerta y seamos capaces de desempeñarnos mejor. Pero el estrés solo es positivo en momentos de corta duración. Mantener altos nivele de estrés afectará a tu salud y bienestar.

No hacer nada de ejercicio

Tres chicas haciendo estiramientos

Y te preguntarás: ¿cómo voy a hacer ejercicio si estoy tan cansado? Pues bien, la falta de ejercicio te hace sentir más cansado. Durante el ejercicio se liberan sustancias que te hacen sentir más despierto y activo. Al ejercitarnos de manera regular, aumentamos la fuerza y la resistencia, consiguiendo una sensación de energía que se mantiene durante todo el día. Pero cuidado, el efecto sería contraproducente si haces ejercicio justo antes de dormir.

Dejar un comentario