5
  • Una correcta compra en el súper es la base para una alimentación mucho más sana

  • Toma nota de estos consejos para una mejor cesta de la compra y empieza a cambiar tu dieta

Lo primero es lo primero, a la hora de ir a comprar es esencial no ir con hambre. Este suele ser un error muy común que puede hacer que llegues a casa cargada de cosas que no deberías haber comprado. Es importante hacer una lista de la compra con los alimentos que de verdad necesites y seguirla una vez llegues al súper. Si quieres llevar una dieta equilibrada y saludable, es necesario. Dicho esto, toma nota para que tu cesta de la compra sea más sana.

Interior de un supermercado visto desde arriba

Crea tu propia plantilla

Para elaborar una mejor lista de la compra, te recomendamos que realices una plantilla donde escribir todo lo que te haga falta. La primera vez que lo hagas tendrás un poco más de trabajo, pero verás que normalmente solemos comprar los mismos alimentos. No incluyas dulces ni productos procesados. Si los descartas desde el principio será más fácil evitarlos.

No te fíes de los anuncios

A la hora de ir a comprar, es muy importante leer las etiquetas de los productos y no guiarse por lo que veamos en sus anuncios. También es importante que conozcas qué significan los valores nutricionales y los distintos componentes de los alimentos. Por ejemplo, muchos alimentos procesados camuflan la palabra ‘azúcar’ por otras como ‘sirope de maíz’, ‘jarabe de glucosa’ o ‘almidón’.

Carrito de supermercado delante de las neveras de un supermercado

Busca los alimentos que tengan más calidad nutricional y evita los que lleven: grasa hidrogenada, aceites refinados y los azúcares añadidos ya mencionados

 

Fresco y de temporada

Añadir a tu lista de la compra alimentos que cumplan estos requisitos te asegurará tener en tu comida nutrientes esenciales. Se debe comer de todo, pero cada alimento tiene su temporada específica para que esté en su punto optimo.

Fruta y verdura en cajas vista desde arriba

Que nunca falten los básicos

Las legumbres, los cereales, frutas y verduras de temporada, carnes blancas, aceite de oliva, pescado azul, arroz, huevos, frutos secos,… Estos son algunos de los alimentos que no pueden faltar en tu cocina.

Las frutas y verduras, según el consejo de los expertos, es mejor no triturarla ni exprimirla ya que en este proceso pierden parte de fibra. Opta por tomas las piezas enteras u otras maneras de preparar la fruta y la verdura, como macedonias y brochetas o pistos y ensaladas.

Plátanos en el supermercado

Solo lo necesario

Intenta ir al súper a hacer la compra solo cuando de verdad lo necesites. Lo mejor es ir cada poco tiempo a comprar lo esencial. Hacer una compra grande no es recomendable hay comida que se acaba poniendo en mal estado o caducando.

Evita los pasillos de los snacks, los dulces y los aperitivos. Al no incluirlos en la lista de la compra evitamos tener que pasar por delante de ellos, pero si además lo evitamos, diremos adiós a la tentación.

Dejar un comentario