5
  • Conocida internacionalmente, la dieta mediterránea es una de las más saludables y completas

  • Descubre las claves para comenzarla y cambiar tu estilo de vida a uno muy saludable

Llevar un estilo de vida saludable es una preocupación muy común en la actualidad. Hacer ejercicio y cambiar la alimentación son dos requisitos fundamentales para ello. Por ello, hoy te traemos las claves de una de las dietas más saludables del mundo, la dieta mediterránea. Es ideal para la salud y es muy sencilla de seguir por los ingredientes que necesita. Frutas, verduras, cereales, aceite de oliva, frutos secos y pescados azules… esta es la dieta de nuestra tierra.

Paisaje de una terraza al mar Mediterráneo

Claves para una buena dieta

  • No todas las grasas son malas: esta dieta es conocida por ser rica en grasas saludables, provenientes del aceite de oliva, y en ácidos grasos, provenientes de los frutos secos.
  • El aceite de oliva, tu mejor amigo: es recomendable que sea virgen extra para que no pierda sus compuestos antioxidantes durante el proceso de refinado.
  • Frutas y verduras de temporada: estos alimentos son los grandes protagonistas de esta dieta. Debes comer 5 piezas de fruta e incorporar al menos dos raciones de verdura al día.

Mesa vista desde arriba con dos platos de comida mediterránea

  • Di adiós a la carne roja: en su lugar incorpora 2 o 3 raciones de pescado azul a la semana. Las sardinas, atún o salmón son algunos ejemplos.
  • Bienvenidos, frutos secos: se trata de la otra gran fuente de grasas saludables junto al aceite de oliva. Son ricos en fibra y antioxidantes Además, uno de ellos es el snack más recomendable para tomar entre horas.
  • Carnes magras: opta por el pollo o el pavo, aunque no es necesario echarlas a todas tus comidas.
  • No te deshagas de los cereales: pero sí toca despedirse de las harinas blancas. Elige opciones integrales, de centeno o de avena.

Beneficios de la dieta mediterránea

Más que una dieta tradicional, se trata de un estilo de vida. Adaptar su comida y sus hábitos beneficiará tu salud y tu cuerpo lo agradecerá. Algunos de los beneficios reconocidos de seguir esta dieta son:

Plato visto dese arriba con verduras y pollo a la plancha

  • Es buena para controlar la diabetes: los niveles de glucosa se regulan por la baja presencia de grasas en los granos enteros, pescados, aceite de olvida, frutas y verduras.
  • Fortalece el corazón: al disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares por los ácidos grasos insaturados.
  • Ayuda a la memoria: mejora la función cognitiva con alimentos que potencian la memoria, como los ya mencionados frutos secos o pescado azul. Las verduras, además, previenen la degradación celular y ayudan a retrasar el envejecimiento cognitivo.
  • Contra la obesidad: al reducir el consumo de alimentos poco saludables, como los industriales y los procesados, permiten reducir el riesgo de padecer obesidad.

Consejos mediterráneos

Mesa de un restaurante

  • Da color a tus platos: acompaña tus planos con verduras variadas o que sean el ingrediente principal. Mientras más colores añadas, más nutrientes tendrás.
  • De postre, fruta: no hagas caso a los que dicen que la fruta de postre engorda. No existe una opción más saludable para terminar las comidas.
  • Pon atención a tus picoteos: picar entre horas es un peligro. Debes prestar atención a lo que comes y resistir la tentación. Un puñado de frutos secos, o chips de fruta o verdura son opciones muy saludables.
  • Cocina más: cuando tengas que comer fuera de casa, lo mejor es llevar la comida preparada desde casa. Controlarás los ingredientes y las cantidades de comida.
  • Descansa correctamente: la adecuada alimentación debe ir acompañada de practicar ejercicio de manera habitual y de un buen descanso. No hagas cenas muy abundantes e incorpora alimentos suaves, como los cereales o ciertas verduras.

Dejar un comentario