5
  • Existen alimentos adictivos que hacen que no podamos parar de comerlos

  • Comer por comer, ¿quién no ha sufrido alguna vez esta sensación?

Por mucho que queramos, hay alimentos que son difíciles de resistir. No podemos dejar de tomarlos, y lo solemos asociar con que esa comida nos gusta mucho. Pero, ¿lo has comido alguna vez incluso sin tener hambre? El ejemplo más fácil es cuando abres una bolsa de patatas fritas, coges una, otra, y otra…y cuando te quieres dar cuenta, llevas media bolsa. Esto sucede por la composición de estos alimentos, a base de procesados que son dañinos para nuestro cuerpo.

¿Adicción a la comida?

Existen varios estudios que aseguran que algunos alimentos pueden llegar a ser muy adictivos. Estos alimentos tienen una característica en común, hacen que nos sintamos saciados. La mayoría de estos alimentos suelen contar con una gran cantidad de grasas saturadas y azúcares que provocan que nuestro cuerpo libere dopaminas, el neurotransmisor del placer. Al experimentar placer con el aumento de dopamina, sentiremos rápidamente la necesidad de comer más de ese alimentos, creando adicción. Como resultado, seguimos comiendo aunque no tengamos hambre.

Hemos elaborado una lista de 10 alimentos muy adictivos según la revista Plos One, y así evites la tentación.

La pizza

Foto de una pizza de salami

La mayoría no la incorporamos en nuestra dieta diaria pero todos la comemos de vez en cuando.

Según el estudio de la revista Plos One, se trata de la comida más adictiva. Por mucho que queramos solo comer una pequeña porción, siempre acabamos comiendo más de la cuenta.

El chocolate

Chocolate troceado

En todas sus variantes: negro, con leche, blanco, con almendras… siempre está bueno. ¿Quién no ha ido a coger solo una onza y ha terminado por coger más de lo debido? Por su alto contenido en azúcar, el chocolate es uno de los alimentos más adictivos.

Los ‘chips’ de bolsa

Patatas fritas de bolsa

Resulta muy difícil, casi imposible, coger solo uno. Por ser ricos en grasa y en sal se vuelve un alimento muy adictivo. Además, está demostrado que los alimentos crujientes son más adictivos.

El helado

Un plato con bolas de helado de sabores variados

Aunque se piense lo contrario, los helados no son solo para el verano. Empezar a ver una película junto a una tarrina de helado puede ser un plan muy apetecible pero evítalo si no quieres ganar peso extra.

Las patatas fritas

Un vaso con patatas fritas especiadas

Al igual que ocurre en el caso de los ‘chips’ de bolsa, son un vicio. Este alimento procesado mezcla azúcares y grasas que harán que no podemos parar hasta que nos las comamos todas.

La bollería

Una cesta de cruasanes

No es justo que estén tan buenos y a la vez sean tan poco sanos. Su alto contenido en azúcar, grasas y aromatizantes harán que no solo quieras comer uno.

Los refrescos

Dos vasos con hielo y pajitas y dos latas de coca cola

Estas bebidas son, sin duda, uno de los grandes alimentos adictivos. Su contenido procesado y su elevado contenido en azúcar son los culpables de que no nos podamos deshacer de ellos.

Las golosinas

Tubos con golosinas de colores

Las golosinas son uno de los alimentos que más azúcar contienen. Esto provoca que se te haga difícil dejar de comerlas.

Las galletitas saladas

Torres de galletitas saladas

Terminárselas todas es muy sencillo una vez se prueban. Suele ser un aperitivo habitual en los bares o, simplemente, se nos antoja un tarro cuando hacemos la compra en el súper. Y, es un error. No caigas en la tentación y olvida estas galletitas.

Las galletas de chocolate

Galletas con chocolate

También conocidas como ‘cookie’ y nadie se puede resistir a una de estas galletas. Por su alto contenido en azúcares, estas galletas son un alimento muy adictivo que despiertan enseguida las dopaminas de nuestro cuerpo.

Dejar un comentario