5
  • Los tacones favorecen la figura, esto es un hecho. Pero, ¿cómo evitar el terrible dolor de pies?

  • Para presumir, no hay que sufrir. Te descubrimos las claves para que vayas guapa y cómoda

Para muchas mujeres, los zapatos de tacón son amados y odiados a la vez. Estilizan la figura y consiguen que muchas prendas nos queden mucho mejor, pero… ¿y el dolor? Nuestros pies son los que más sufren. Tanto, que seguro que más de una vez te has planteado abandonar tus queridos taconazos al fondo del armario. Pero, sabemos que es difícil no caer en la tentación de lucirlos. ¡Son tan bonitos!

Modelos con tacones en fila

¿Que opinan los expertos?

Los grandes expertos también tienen algo que opinar al respecto. Los tacones de 7, 10, 12 o más, no son precisamente los más recomendados. Pueden generar un intenso dolor de pies, callosidades, juanetes y ojos de gallo (engrosamiento de la piel de entre los dedos). Y, a pesar de ello, nos los ponemos.

No obstante, los expertos opinan que los más acertados y recomendables son los bajos y de tacón ancho. La altura ideal es de 2,5 cm, 3 cm como máximo. ¿Increíble, verdad?

¿Por qué se produce ese dolor? Al llevar tacón, el peso del cuerpo que normalmente está soportado por todo el pie, se redistribuye y pasa a estar en la punta del pie. En concreto, las cabezas de los metatarsianos, los huesos que unen los dedos. Esto provoca en los huesos una tensión a la que no están acostumbrados, generando inflamación y dolor. En casos extremos, puede llegar a romperse el hueso. ¿Ya no suena tan bien lucirlos, verdad? No exilies todavía tus zapatos de tacón, tenemos la solución a estos problemas.

Mujer con tacones negros

¿Es posible evitar el dolor generado?

Aunque parezca mentira, así es. Lo primero que te recomendamos es usar almohadillas de silicona. Si sufres dolores muy intensos y anormales, lo mejor es acudir a un podólogo que analice tu forma de caminar por si puede haber una corrección que te ayude.

Existen almohadillas de gel especialmente fabricadas para apaciguar el dolor del metatarso. Son útiles tanto para utilizar con zapatos de tacón, como si realizas deportes e impacto como el running. Otro tipo de almohadillas son aquellas que evitan que los dedos rocen entre ellos al llevar tacones. Proporcionan un gran alivio del dolor.

Otro truco para reducir los dolores es utilizar bálsamos y cremas calmantes de pies. Proporcionan un efecto calmante durante y después de llevar este tipo de calzado.

Sin embargo, el mejor método para evitar el dolor es pasarse a las deportivas que, además, están muy de moda. Siempre debes tener presente que la salud debe anteponerse a la estética

Dejar un comentario