5
  • ¿Quieres ahorrar dinero? Con estos trucos, día a día, podrás hacerlo

  • Consejos (que funcionan) para deshacerte de esos gastos innecesarios que no te dejan ahorrar

Todos queremos ahorrar, pero lo difícil es conseguirlo. A diario, solemos llevar una rutina que, sin darnos cuenta, nos hace gastar más de la cuenta. ¿Quieres conocer unos truquillos útiles para ahorrar dinero?

Prioriza tus gastos

Lo primero que debes tener en cuenta con todos estos gastos de los que no se puede prescindir como el alquiler y las facturas. Después, debes anotar cuales son esos gastos extra que no son del todo necesarios, como tu suscripción mensual a esa revista que te encanta, tus clases de yoga, o tu visita mensual a la peluquería. De esta forma, tendrás mucho más controlado los imprescindibles y lo que te sobra verdaderamente para ahorrar.

Torres de monedas con una planta encima y un vaso lleno de monedas

Separa tus cuentas

Lo ideal es tener tres cuentas en el banco separadas. La primera para las facturas, la segunda para los gastos diarios y la tercera para tener tus ahorros. Haz que tus ingresos vayan a la tercera. De esta manera, podrás programar una transferencia mensual a las otras dos cuentas, lo que necesites pagar de gastos fijos y lo que quieras ahorrar cada mes.

Controla los gastos en transporte

La gasolina está cada vez más cara, igual no te merece la pena coger tanto el coche. Haz una cuenta de lo que te gastarías en gasolina y lo que te gastarías en transporte público (si te vale la pena por el tiempo que se tardaría en llegar). Evita coger un taxi porque es un gasto innecesario que te puedes ahorrar yendo en metro o autobús.

Al hacer la compra, lo imprescindible

Debes ser realista cuando vayas a hacer la compra. Siempre que vamos al supermercado vemos un montón de caprichos que, seamos realistas, al final nunca llegamos a gastar. Lo más razonable es comprar comida que sepamos cómo preparar y sepamos que vamos a consumir. Si no, acabamos con alimentos caros en la nevera que se acaban estropeando.

Antes de comprar, sé razonable

Cuando vayas de compras, antes de adquirir cualquier cosa, pregúntate por qué lo necesitas. Si tienes una buena razón adelante, pero esta pregunta te permitirá replantearte algunas de tus compras y, por tanto, ahorrar dinero.

¡Y cuidado con las ofertas! Muchas veces picamos con cosas que no nos hacen falta, simplemente porque están muy baratas.

Chica de espaldas sosteniendo varias bolsas

Control semanal

Establece una cantidad semanal, controla cuánto dinero llevas en tu cartera y te será más fácil controlar lo que gastas. No pongas más dinero ‘por si acaso’. Es mejor ceñirse a un presupuesto que llevar un plus de reserva. Aunque siempre puede ocurrir algún imprevisto.

No abuses de la energía

Dejarse la luz encendida al salir de una habitación es una de las cosas que más nos irritan. Y no es para menos, nuestro precio del consumo energético es uno de los más altos del continente. Puedes ahorrar gastos con gestos muy sencillos como encender la luz solo cuando sea necesario, aprovechando la luz natural al máximo; utilizar bombillas de bajo consumo; pintar la casa con colores claros; y, utilizar espejos de forma estratégica.

Una mano sujetando una bombilla encendida

De la misma manera, ahorra en calefacción. En invierno basta con mantener la casa a 20º. Cuando estés fuera muchas horas, baja el termostato y cuando estés en casa, abrígate. No quieras ir en manga corta por tu casa en invierno porque te saldrá muy caro.

Aprovecha al máximo la capacidad de la lavadora y el lavavajillas

Cargar bien la lavadora y utilizar la temperatura óptima nos permite ahorrar en la factura del agua y de la luz. También, utilizar el lavavajillas permite ahorrar 30 litros de agua diariamente, frente a lavar a mano.

Dejar un comentario