5
  • Descubre estos 8 consejos que puedes llevar a cabo en tu día a día para reducir el consumo de plástico

  • Gestos muy sencillos que pueden contribuir a reducir los niveles e contaminación en la Tierra

A pesar de que existe cada vez más una mayor concienciación sobre el cuidado del medio ambiente, sigue existiendo plástico en casi cualquier cosa que vemos. Reducir su uso puede ayudar a mantener los mares y océanos limpios, manteniendo así el hábitat de millones de animales en buen estado. Si quieres contribuir a la causa, pon en práctica estas sencillas claves para reducir el consumo diario de plástico:

Bolsas de tela reutilizables

Dos manzanas en una bolsa de plástico

Coger una bolsa de plástico en el supermercado cada vez que vas a hacer una compra, supone un problema para el medio ambiente. Una bolsa de plástico tarda al rededor de mil años en degradarse.

Utilizar una bolsa de tela reutilizable es gesto muy sencillo que ayuda a minimizar ese impacto del plástico contra el medio ambiente.

Bye bye, pajitas de plástico

Pajitas de plástico

Otro gesto que puede contribuir a reducir el plástico es evitar el uso de pajitas para beber. Recházalas o utiliza pajitas reutilizables. Puedes optar por pajitas reutilizables de bambú o acero inoxidable. Son perfectas si te gusta hacer en casa tus propios batidos o cócteles.

Compra a granel

Castañas

Sustituye los alimentos empaquetados en envases de plástico por alimentos al peso. Cada vez existen más tiendas que venden sus productos a granel: arroz, legumbres, frutas, frutos secos, cereales… Puedes llevar tus propios envases reutilizables para guardar los alimentos. De esta manera, reducirás el consumo de plástico.

Botellas de agua reutilizables

Botellas de agua en brick

Está comprobado que las botellas de plástico contienen componentes tóxicos que se liberan en el agua al rellenarlas. Hazte con una botella reutilizable de cristal, acero inoxidable o silicona para llevar en tu día a día.

Evita los chicles

Máquina de chicles

Los chicles empezaron siendo de goma natural, proveniente de un árbol llamado chicle. Pero más tarde, los científicos sustituyeron la goma natural por goma sintética, de polietileno y acetato de polivinilo, un producto tóxico. Se ha demostrado que el acetato de polivinilo se fabrica con acetato de vinilo, un producto químico que produce tumores en ratas de laboratorio.

Aunque es posible reciclar chicles, tal vez sea mejor opción evitar los chicles por completo.

Ignora la sección de alimentos congelados

Comida congelada

Sabemos que los alimentos congelados son muy cómodos, pero producen una gran cantidad de envases de plástico. Renunciar al consumo de comida congelada puede ser difícil por la comodidad que supone, pero los beneficios para el medio ambiente son evidentes. Evitando los alimentos procesados, evitaremos un gasto innecesario de los envases de plástico.

Guarda la comida de forma correcta

Hamburguesa

Si eres de llevar comida de casa, utiliza recipientes reutilizables y evita el uso de envases de plástico. También puedes llevar tus propios recipientes cuando vayas a comprar productos a granel.

Usa cerillas

Cerillas

Si necesitas encender una vela, una fogata o cualquier fuego, intenta usar cerillas en lugar de mecheros. Pero si eres de los que no se separan del mechero, hazte con uno recargable. Estos aparatos permanecen en los vertederos durante años, llegando a aparecer, incluso, en el interior de los estómagos de aves.

Llevando a cabo estos consejos, verás cómo tu consumo diario de plástico se ve reducido de forma drástica. También te hará ser consciente de la cantidad de plástico que se utiliza al día a día, del cual un gran porcentaje es innecesario.

Dejar un comentario