5

Los secretos de la belleza coreana para tener el cutis impecable y sin imperfecciones no se basan en utilizar el mejor maquillaje, sino en preparar la tez con los productos que más se adecuen a cada tipo de piel, ya sea seca, mixta o grasa. La costumbre que tienen las coreanas de cuidar la piel es envidiable, aunque la genética de las mismas también es un factor importante. ¿Quieres saber la rutina facial que siguen las coreanas para conseguir un cutis perfecto? Aquí se explican paso a paso los productos que utilizan y en el orden apropiado.

1. Desmaquillante

El primer paso de la rutina coreana consiste en limpiar la piel, eliminando de la cara todo el maquillaje y cosméticos del día. Lo bueno de esta rutina es que hay un desmaquillante diferente para cada tipo de piel. Si  tienes la piel seca, lo más conveniente es que utilices uno con base en aceite. Y si tienes la piel grasa, lo mejor es emplear uno jabonoso o con bastante agua. Así, los poros quedan liberados de cualquier residuo.

2. Limpiador

Una particularidad de la rutina coreana es la “doble limpieza” que llevan a cabo para quitar cualquier residuo que haya podido quedar al desmaquillarse. Este paso consiste en utilizar un buen limpiador, ya sea en crema, gel, espuma o leche, dependiendo del tipo de piel para eliminar las células muertas y la posible contaminación. Ahora, la dermis está perfectamente preparada para absorber los productos que siguen en la rutina.

3. Exfoliante

Este paso de exfoliación de la piel solo debe hacerse una o dos veces por semana, ya que es un producto agresivo y su diaria aplicación puede ocasionar problemas en la dermis. El exfoliante ayuda a limpiar los poros de la suciedad más profunda que el desmaquillante y el limpiador no pueden eliminar. Con este paso se consigue un rostro uniforme y luminoso.

4. Tónico

La aplicación de este producto sería el último paso de la limpieza facial. El tónico regula el PH de la piel. Además, se encarga de reparar la barrera cutánea tras la doble limpieza, eliminar los restos del limpiador y mantener un equilibro entre las zonas más secas y grasas del cutis. Para su aplicación es conveniente utilizar un disco de algodón y repartirlo por todo el rostro a toques, menos por el contorno de los ojos.

5. Mascarilla

Las mascarillas coreanas se convertirán en tu mejor aliado para lucir una piel perfecta. Es un paso divertido, ya que hay una gran variedad de las mismas con diferentes formas y dibujos. A su vez, también es relajante porque te permite descansar los 20 minutos que debes estar con ella puesta. Lo adecuado es realizar este paso varias veces por semana, dependiendo del tipo de piel. Cada persona tiene unas determinadas necesidades, por lo que hay mascarillas diferentes que pueden aportar luminosidad, suavidad o hidratación.

6. Esencia

Es un paso que las occidentales no acaban de asumir porque les parece innecesario. Pero la esencia es uno de los secretos que hacen que la piel de las coreanas se vea luminosa, tersa y más joven. Si se incluye este paso en la rutina facial, con el paso del tiempo se notará una gran diferencia en la piel del rostro. Para su aplicación, lo más adecuado es repartirlo con la yema de los dedos por todo el rostro a toques hasta su total absorción para que penetre a la perfección.

7. Sérum

El sérum contiene sustancias muy beneficiosas con una alta concentración de principios activos. Algunos lo confunden con la esencia, pero el sérum es más denso, al contrario que la esencia. Además, este producto se utiliza para tratar temas concretos de la dermis, como el acné, las manchas o las arrugas. Ayuda también a aportar luminosidad y a mejorar el tono del rostro.

8. Contorno de ojos

La zona del contorno de los ojos es muy delicada y sensible, por ello la rutina coreana le dedica un producto exclusivo. Este paso ayuda a prevenir la posible aparición de pequeñas arrugas y patas de gallo. Para aplicarlo de la forma más correcta, se debe repartir el producto con la yema de los dedos a toques desde la parte exterior a la interior del ojo.

9. Crema

La aplicación de la crema es el paso más conocido y utilizado en cualquier rutina facial. Este producto suele tener una textura más pesada, por ello es de los últimos pasos. Dependiendo del tipo de piel se utilizan unas u otras. Si tienes la piel seca, es necesario una crema más densa para que aporte ese extra de hidratación. En cambio, si tienes la piel grasa, es conveniente utilizar una crema más ligera con agua como base para que se mantenga la piel hidratada en su justa medida,

10. Protector solar/ BB cream

El último paso y el más importante de la rutina coreana es utilizar un protector solar durante todo el año, ya sea invierno o verano. Las coreanas saben muy bien que proteger la piel del sol les ayuda a mantenerla sana y joven. Así evitan la aparición de manchas en el rostro. Además, también es buena idea utilizar una BB cream con factor de protección, ya que así cubres las imperfecciones ligeramente y, a la vez, proteges la piel de los efectos del sol.

Dejar un comentario