5
  • Te presentamos las claves para conseguir el maquillaje perfecto con efecto ‘buena cara’

  • Estos son los imprescindibles de maquillaje que necesitas tener en tu neceser

Algunas tienes la suerte de tener una piel perfecta, suave y sin imperfecciones. Otras, tenemos que dedicar un tiempo para lucir una piel bonita. ¿Buscas este resultado pero sin pasar horas delante del espejo? Tranquila, con estos consejos conseguirás un efecto ‘buena cara’ con los mínimos productos maquilladora profesionaly no hace falta ser una .

Los trucos imprescindibles

¿No te gusta llevar base de maquillaje? Estás en el sitio correcto. Para lucir una piel bonita no hace falta ponerse base. Esto te ahorrará tiempo, no sufrirás el temible efecto ‘máscara’ o la sequedad de la piel después de horas llevándola. Para simplificar nuestro ritual de belleza y conseguir el efecto deseado, lo mejor es tener pocos productos pero sí los imprescindibles.

Preparación de la piel

El primer paso para tener una piel bonita es cuidarla de la forma adecuada. Atendiendo correctamente las necesidades de tu piel, ya sea seca, mixta o grasa se debe limpiar, exfoliar e hidratar.

Los productos esenciales:

Productos de maquillaje y una planta

Una vez tengamos la piel limpia e hidratada, el siguiente paso para conseguir un aspecto radiante sin imperfecciones es apostar por un primer. Te ayudará a minimizar los poros y unificar la textura de la piel.

Para disimilar pequeñas marcas, ojeras o imperfecciones, el corrector será tu gran aliado. Asegúrate que sea del tono correcto, ya que puede ocurrir lo contrario y parezca que llevemos una pegatina en vez de disimular las imperfecciones.

Una buena máscara de pestañas no puede faltar en tu neceser. Opta por una que separe las pestañas, las defina y las alargue para conseguir el efecto de mirada ampliada y mucho más despierta.

Chica poniéndose máscara de pestañas frente a un espejo

Si tu piel tiene la tendencia a sacar brillos, utiliza polvos traslúcidos en la frente, en la nariz y en la barbilla (la zona T) para conseguir un acabado de piel de seda. Tu rostro se verá mejor durante todo el día.

Chica reflejada en una polvera

Otra muy buena opción es llevar en el bolso un paquete de papeles matificantes para retirarse los brillos que van saliendo a lo largo del día.

Pero no todo es matificar. Para realzar los volúmenes del rostro y dar ese toque jugoso, el iluminador puede ser muy útil. Ese brillo sutil te hará tener mejor cara. Pon un poco de brillo en lo alto de tus pómulos, en el tabique de la nariz, en el arco de Cupido de el labio superior y aquellas zonas que quieras iluminar.

Caja de cuatro iluminadores rodeada de flores

Y por último, el toque final. Para lucir unos labios jugosos e hidratados, no te olvides del bálsamo. Puedes optar por uno que te aporte un toque de color para resaltar la zona. O, también puedes utilizar un pintalabios con bálsamo o glow, evitando los acabados mate ya que suelen resecar mucho los labios.

Tarro visto desde arriba con cinco labiales

Dejar un comentario