5
  • Los errores más comunes que todos cometes con el maquillaje

  • Descubre cómo convertirte en la reina del maquillaje y superar, incluso, a Kylie Jenner

Llevar años y años maquillándose no significa que lo estés haciendo bien. El maquillaje es un recurso muy útil para mejorar el aspecto de uno mismo, pero si no se utiliza correctamente, el resultado puede diferente. Algunas celebrities han renunciado a su uso, como Alicia Keys, pero la mayoría no queremos renunciar a ello. Debes tener presente que no hay nada malo en su uso. Si te ves mejor con maquillaje, adelante.

Sin embargo, como no nacemos siendo unos expertos en el maquillaje, hemos decidido recopilar los fallos más comunes y cómo ponerlos solución. ¡Empezamos!

No preparar la piel antes de maquillarse

Manos echando aceite

Con esto nos referimos tanto a aplicar crema hidratante, como a aplicar una prebase de ojos y de rostro. Si aplicas el maquillaje sobre la piel seca y sin tratar, no conseguirás el efecto de piel pulida, sino una apariencia más reseca y porosa de lo que es. Y no queremos ni contarte con el paso de las horas.

Igualmente, si vas a maquillar tus labios, acuérdate siempre de exfoliarlos e hidratarlos.

Utilizar el color de base equivocado

Chica posando con pétalos en la cara

Este es uno de los errores de maquillaje más comunes y que todos hemos sufrido. Primero, debes averiguar si tu piel tiene un subtono amarillo, rosado o neutro. Una vez lo sepas, busca un color de base adecuado a tu subtono y pruébalo en la mandíbula. El color debe fundirse entre tu tono de piel del rostro y el cuello.

La base debe cubrir tus imperfecciones y crear una superficie limpia, no crear el temido efecto ‘máscara’, y que tu cara se vea más oscura o más pálida.

No escoger el tono correcto para pintar tus cejas

Si tienes el pelo oscuro, opta por un color uno o dos tono más claros, para que no se vean demasiado antinaturales.

Si por el contrario tienes el pelo claro, opta por un tono más oscura para tus cejas y que estas resalten.

No aplicar el tono correcto de corrector

Busca un color uno o dos tonos por debajo de tu color de base, para no destacar las imperfecciones. Para tapar las ojeras, lo mejor es aplicar el corrector formando un triángulo bajo el ojo. Cubrirás e iluminarás. 

Aplicar bronceador por todo el rostro

Modelo posando

Este producto puede ser tu gran aliado para darte una apariencia fresca y saludable. Conseguirás el efecto ‘buena cara’. Pero cuidado, debes tener cuidado al aplicarlo, tanto en la manera, como en la cantidad. Lo mejor es aplicarlo en un movimiento como si creásemos un ‘3’, desde la frente, pasando por debajo de los pómulos, hasta la mandíbula.

Demasiado polvo translúcido

Ojo mirando a través de una hoja

Aplicar estos polvos después de tu base, hará que esta se mantenga fija más tiempo. Pero aplicar demasiado polvo puede hacerte lucir un piel reseca o como si llevaras una masa en la cara.

No lavar las brochas de maquillaje

Si te maquillas diariamente, lo ideal es lavarlas todos los días. No llevar una higiene correcta puede favorecer el crecimiento de bacterias que pueden provocarte imperfecciones. Opta por un spray desinfectante o lavarlas correctamente con un jabón neutro.

Dejar un comentario